Los delitos informáticos o cyberdelitos están en todas partes, también los delitos offline que se producen por el rastro de información personal que se registra en internet. Es probable que publicar en redes sociales para tus seguidores o amigos por las redes sociales sea uno de los factores que te conviertan en víctima de un timo, estafa o robo cibernético.

¿Es posible prevenir los timos vacacionales?
Por supuesto que sí, comenzando por el hospedaje de ensueño de esas vacaciones tan esperadas, debemos estar atentos a las gangas increíbles con alquileres de piso de lujo, con fotos profesionales y precios bajos porque aunque la aplicación detecta cuando un usuario roba fotos o pide datos personales/bancarios por el chat y le elimina la cuenta, algunos suelen pasar por alto y pueden llegar a lograr su cometido.

Podemos evitar esto asegurandonos de que la URL no sea engañosa, pueden duplicar páginas web con nombres parecidos a los conocidos, en tal caso de hacer pagos online es mejor transferir el dinero mediante la web o aplicación, para prevenirnos de un futuro reclamo.

Lo ideal sería pedir datos verificables, revisar opiniones previas e intentar mantener una conversación por móvil con quien alquila el piso.

A pesar de que las plataformas sociales aparentan cercanía y familiaridad con seguidores próximos como la familia, amigos, compañeros de trabajo o estudio, también puede ser un foco de atención a cualquiera que tiene acceso a tu información, son cuentas muy poco llamativas que están protegidas con candado y tampoco tienen la identidad que muestran, así que sólo basta un seguidor desconocido para que tu información se escape de tus manos.

Al mostrar en redes sociales nuestra vida real corremos el riesgo de invitarlos a nuestras casas cuando estás de viaje, así que lo primordial es que nunca comentes cuándo te vas o a dónde, para resguardar la vivienda mientras está vacía.

Si hablamos de una familia, es recomendable evitar la exhibición de experiencias de viaje en directo, sobre todo los más jóvenes que cuentan con muchas cuentas desconocidas en su perfil que pueden visualizar cuándo están fuera de casa y es momento perfecto para pasarse a robar.

Muchas personas caen en la ingeniería social que consiste en técnicas psicológicas de manipulación para conseguir información y hasta datos bancarios, el delicuente en línea se disfraza de cordero, este puede ser representado por una figura que te parezca interesante y confiable, desde la apariencia de una chica guapa hasta la autoridad de un banco, por eso hay que evitar decir datos importantes por teléfono, porque es muy difícil comprobar quién está del otro lado.

Por otro lado, cuando vamos de viaje hacemos fotos y uso del navegador todo el día, se acaba la batería y tenemos a la disposición un montón de conectores USB por todos lados, metros, buses, bares y hasta playas, este nuevo servicio público podría salvarte de un apuro, pero también podría infectar tu móvil con un malware en pleno fin de semana, puedes evitar esto llevando un powerbank sencillo y portátil.

En verano además de hacer mucho calor, también nos podría calentar de ira perder nuestro móvil, en España hay una estadística de que en Agosto se roban un móvil cada dos minutos, ya sea para su reventa como terminal usado o para entrar en los perfiles sociales o aplicaciones, sobre todo las del banco.

Una simple solución para no tener que vigilar nuestro móvil cada segundo, sería usar una funda con cordones para colgar en el cuello.

De la misma forma que no se debería conectar a puertos de carga públicos, tampoco se aconseja conectarse a una red de wifi pública porque es una forma de entrada para los hackers ya que pueden acceder a lo que hace un móvil o puede controlarlo, en caso de una urgencia es recomendable usar este servicio sin tener que acceder a aplicaciones que puedan comprometer sus datos personales.

El último punto suele ser menos frecuente pero no deja de ser peligroso, cuando estás desconectado de tu rutina laboral y recibes una llamada de un supuesto compañero de trabajo, solicitándote claves para ingresar a áreas del trabajo, puede ser una trampa de suplantación, por ello es necesario dejar todo arreglado para la persona responsable de cubrirte, así evitar caer en un timo y puedes disfrutar de tus vacaciones tranquilo.